Un banquete de ideas

Esta tarde comenzaba el Simposio Online que ha preparado AEDE (https://simposio.online.aede.info/).

La verdad es que en este tiempo de confinamiento, a excepción del seminario sobre Regeneración Apical que tenía que preparar para los chicos de la Universidad de Murcia, he estado bastante desconectada de la Odontología. Sin embargo, este simposio sí lo había señalado en mi calendario.

La primera conferencia venía de la mano del Dr. Javier Caviedes (https://www.congreso.aede.info/project/dr-javier-caviedes/). Lo he visto en algún congreso de Endodoncia pero ahora que me he propuesto profundizar sobre todo, quiero comenzar conociendo más cosas sobre este endodoncista.

Lo es desde 1991. Yo finalicé la carrera en 2001 y el máster en 2003, así que lleva como endodoncista… ¡casi 30 años!

Después, en 1999 hizo un Máster de Microbiología. Actualmente es profesor de una universidad en Colombia y conferenciante internacional.

El objetivo de la conferencia era explicar los mecanismos angiogénicos que se producen en la pulpa dental humana, en respuesta a fenómenos inflamatorios neurogénicos como trauma oclusal o fuerzas ortodónticas.

Ha sido una conferencia densa pero a la vez muy interesante, donde nos ha explicado qué pasa en el interior de la pulpa cuando se la somete a situaciones tales como trauma oclusal, ortodoncia o ambas cosas.

Resulta que cuando a la pulpa se le somete a fuerzas, como las que se generan en el trauma oclusal o en ortodoncia. Entonces las células de la pulpa comienzan a tener estrés e hipoxia.

Claro, el tejido necesita responder, por lo que las células tienen más actividad y demandan más oxígeno. Esto genera hipoxia.

Si la pulpa es capaz de tolerar esta situación, formará dentina reparativa en su interior. Pero si no es capaz, se producirá una NECROSIS.

El Dr. Javier Caviedes nos ha expuesto un caso que para mí ha sido muy esclarecedor, porque me lo han remitido muchas veces en la consulta. Y estimo que de alrededor de 7.000 endodoncias que llevo practicadas, este caso se me ha presentado en un 5-10%.

Se trataba de una pieza de un 2º molar inferior que cursaba con dolor espontáneo, dolor al masticar/morder y respondía a los cambios térmicos.

Cuando vemos la Rx, aparentemente todo se ve normal. ¿Qué está pasando aquí?

La pulpa está inflamada a partir de la inflamación del ligamento.

¿Cómo debemos actuar?

La mejor endodoncia es la que no se hace. El Dr. Caviedes propone no hacer la endodoncia a la primera de cambio. Lo que debemos hacer es:

  • Retocar la oclusión.
  • Infiltrar corticoides en la pieza.
  • Férula de descarga.

Si a las 72 h vuelve con la misma sintomatología, entonces haremos la endodoncia. Pero esto será un alivio transitorio. Si no aconsejamos una corona completa, seguramente se producirá una fractura vertical.

En efecto, la fractura vertical es uno de los fantasmas con los que venimos luchando, especialmente en los últimos años.

Por otro lado, también ha explicado que el trauma oclusal influye en el dolor postendodóntico, ya que:

  • Aparecerá una periodontitis apical aguda o sintomática en el 60% de los casos después de una endodoncia.
  • Nos supone también tener dificultad a la hora de determinar la longitud de trabajo.

Ha sido una charla que aun moviéndose mucho en la teoría, ¡ha sido muy práctica!

NOTA: El cuadro de este post es “El Banquete o el Simposio de Platón”

Entradas recientes