Un endodoncista original

 

Uno de mis descubrimientos durante este confinamiento ha sido el Dr. Ali Nasseh.

Es Endodoncista en Boston y me encanta la manera que tiene de acercar la Endodoncia, tan fresca y original (https://realworldendo.com/discover-our-faculty/).

Esta tarde he estado viendo un video suyo sobre “Pulpotomía en adultos”. La palabra Pulpotomía se relaciona directamente con la Odontopediatría, con niños, pero no en adultos. Si la pensamos para adultos es como un tratamiento provisional, de urgencia… en espera de recibir el tratamiento de conductos definitivo.

Lo que nos plantea en este video es doble:

  • ¿Por qué esta pulpotomía en adultos no puede ser un tratamiento definitivo?
  • ¿Por qué no considerarlo como una opción más de tratamiento ante pulpitis irreversible?

En el video muestra el caso de un paciente que acude por una pulpitis irreversible en un 47, al que realiza una técnica de pulpotomía que él propone, en principio como tratamiento temporal, hasta volver a citar al paciente a las 8 semanas.

¿En qué consiste esta técnica?

La crioterapia como herramienta: el objetivo de utilizar la crioterapia es conseguir una temperatura correcta en el diente a fin de evitar la inflamación pulpar.

Como la pulpotomía no está considerada para adultos como tratamiento definitivo, cita al paciente a las 8 semanas.

Tras este tiempo, el paciente resulta asintomático y cuando abre la cavidad para hacer el tratamiento de conductos, descubre que el sellado del biocerámico es magnífico. Entonces, ¿Por qué no considerar la Pulpotomía como un tratamiento definitivo en adultos?

Los tratamientos para mantener la vitalidad pulpar estuvieron muy en auge en la segunda mitad del siglo XX, pero había muchos fracasos. Actualmente, nuestro conocimiento sobre la respuesta pulpar y la mejora de los materiales que utilizamos para sellar la pulpa nos hace pensar que quizá puede haber un cambio de paradigma.

Se necesitan estudios que nos aporten más datos sobre este tema, ya que si la respuesta es favorable, quizá en los dientes vitales debamos darle una oportunidad a esa pulpa, que aunque inflamada, incluso de forma irreversible, puede tener una respuesta positiva a este tipo de tratamiento.

La mejor Endodoncia es la que no se hace, ya que el mejor material de relleno de los conductos radiculares es la propia pulpa.

Cambiemos el ángulo con el que miramos la Endodoncia: que nuestro objetivo sea salvar la pulpa siempre que podamos, ¡¡manteniendo la vitalidad, no quitándola!!

Entradas recientes